Entrevista a Eugenio Sanchez.

-¿Quién es Eugenio Sánchez?

Un padre de familia, de lo que uno se puede sentir más orgulloso, de una familia que lleva un apellido que está muy unida y que da sentido a todo lo que hace uno.

-¿Qué es Aviva?

Aviva es un lugar de encuentro, punto de referencia para muchas personas y cada vez más, que tienen pasión por lo que hacen, ligado al mundo de personas con diferentes capacidades. Es una Universidad donde se aprende a través del contacto directo y de experiencia, de los programas y actividades.  Vivir de una manera en que todos podemos echar una mano y sumar. Todos podemos construir y transformar ese mundo que tenemos cercano, para que sea un ejemplo y modelo de forma de vida.

-¿Qué función es la que desarrollas en Aviva?

En Aviva todos hacemos de todo, somos un equipo de trabajo, quizás algunos estamos más cara al público que otros, pero siempre destaco a los voluntarios. Ahora mismo hay cerca de 50 personas voluntarias, solo en los programas de deporte, en donde se trabaja de lunes a sábado y domingos también, dedicando y regalando su tiempo. Aviva son muchas personas anónimas que contribuyen que creen y están en contacto directo con la realidad a través de las personas con discapacidad.

– ¿Cuando y como empieza a funcionar Aviva?

Pues hace más de 25 años con otro nombre, el actual se adquiere en el año 2002 creo recordar, y hace dos años es Fundación Aviva. Esto implica cierto reconocimiento institucional y de la Comunidad, es lo que nos ha llevado a dar ese paso. Desde sus inicios hasta hoy ha pasado tanta gente por lo que hoy es Aviva y tanta gente que pasará, y la mayor parte con ese carácter voluntario. Somos una entidad social reconocida por esa labor en la sombra de tantas personas que se ve plasmada en los focos y quién los ilumina son los protagonistas que es cómo tiene que ser los chicos, desde pequeños a personas mayores con discapacidad, con discapacidad física, intelectual o sensorial, de diferente procedencia de diferentes lugares. Por eso Aviva es una familia acogedora.

     Gracias a las personas que empezaron con este proyecto de las cuales hay que destacar a Marivi y María Vitoria, que es la Presidenta en estos momentos y que supo rodearse de un grupo de personas, unas están otras no y otras que vendrán. Este es el norte de la familia que conoce la discapacidad de cerca, creían y creen en otorgar otra oportunidad para que fueran más visibles.          

  – Por favor, explícanos que es la integración y habilitación de personas con discapacidad.

Es un Titulo, pero las palabras dignifican a las personas, como hables y como te expreses, tu actitud hacia los demás y también hacia las personas con discapacidad, marca el devenir de cualquiera de nosotros. Has mencionado un Título Universitario, un Máster que lo hice en Salamanca pero la evolución del lenguaje ha llevado ahora por ejemplo a la palabra integración ser sustituida por la palabra inclusión, y nosotros avanzamos más. Nosotros no queremos incluir, entendemos que incluir es señalar a alguien que este fuera para estar dentro. Creemos que hay una palabra más importante, que es la de la convivencia. Si somos capaces de convivir somos capaces de incluir, habilitar espacios, pero para todos, sin que nadie quede fuera, nosotros estamos habilitando, estamos preparando a las personas con diferentes capacidades para que tengan recursos, para que sepan manejarse, para que sepan defender sus derechos y también que acaten las obligaciones. Pensemos que vivimos en una misma comunidad por lo tanto tenemos los mismos derechos pero también las mismas obligaciones ;para las personas que no tienen voz tienen que existir entidades y que hay muchas en Salamanca a parte de la nuestra que trabajan por estos derechos no solo para las personas con discapacidad.

   – Eres un hombre conocido por el deporte principalmente por fútbol sala, Euge, ¿sigues ligado todavía este mundo?

Si claro, el deporte me dejó a mí, es una frase que suelo decir, yo me retiré con 33 años, cuando nació mi primera hija, pero sigo ligado con los compañeros de aquella época maravillosa de fútbol sala. Mantenemos  un equipo y jugamos una liga que no sé cómo se llama, que vamos cuando podemos y no estamos lesionados, pero mantenemos una relación muy especial los compañeros de aquella época. La puerta que se abrió en el deporte permanece abierta y seguimos manteniendo ilusión, ahora nos da lo mismo que juguemos a futbol sala o pádel o baloncesto o que nos encontremos en la carrera de los mil pasos, pero somos capaces de mantener esas relaciones humanas que se han curtido a través del esfuerzo, del espíritu de superación de convivencias y de fracasos que nos da el deporte. Es una escuela importante y animo por favor a todas las personas que estén unidas al deporte de una manera u otra. Es una forma de vivir es una filosofía. Gracias al deporte y en la época de Sol Fuerza estuvimos llevando una escuela en la cárcel de Topas, fue una experiencia única de gente agradecida y que reconocía sus errores y eso es bueno muy bueno. Las personas que reconocen sus errores tienen capacidad para subsanarlos.

  – ¿Como es el día día de Eugenio en Aviva?

       Intenso, desde primera hora que dejamos a los niños en el colegio, llego a la oficina, hoy he quedado con un amigo para realizar una entrevista, luego tengo que ir al colegio Delibes donde tengo una encuentro con una posible voluntaria, más tarde una reunión con el Corte Inglés, otra con la Caixa para preparar eventos. Fútbol para chicos invidentes que juegan con un balón con cascabeles, es un no parar y esto de lunes a sábado, pero los domingos también hay diferentes programas y actividades, con un maravilloso equipo de trabajo que engloba coordinadores, voluntarios y amigos y siempre pensando cómo hacer mejor nuestro trabajo. Es un mundo que motiva, estar es vocacional, ilusionante, generamos nuestros propios recursos, porque con los recursos que contamos son muy limitados y esto hace que te acomodes, no dispones de horarios como puede ser un horario de oficina de 8 a 15 horas, terminas la jornada y te marchas para tu casa. Intentamos disfrutar de la familia pero el trabajo es inherente, lo principal es que la familia lo concibe e intenta formar parte de ello, sin su comprensión no podríamos realizar este trabajo.

 – Está la sociedad bajo tu punto de vista preparada para entender y comprender el trabajo y la función que diariamente realiza en este caso Aviva, pero puede ser cualquier otra, llámese Arca, en fin no quiero que nadie se enfade por no nombrarlos.

     Estamos en el camino adecuado, las entidades como la nuestra u otras compañeras. Se está realizando una labor muy difícil de valorar que llegamos a un colectivo que está cercano y cada vez el campo de acción se va ampliando. Somos como una onda expansiva en el buen sentido de la palabra.

– Euge, qué importancia tiene el deporte para el avance de las personas discapacitadas.

Tiene una doble vía, por una parte el ejercicio físico  que todos sabemos  que es conveniente pero siempre guiado por profesionales que vengan del campo de las ciencias del deporte y educación física y que este perfectamente asesorado incluido un voluntario que venga de este campo;  luego el ejercicio de por sí es sano estamos hablando de personas con características de dificultad bien a nivel físico o motor, que tiene que encauzar bién esa vía, hablamos de deporte, salud, pero también quiero hablar quizás de lo más importante, de vía de socialización. El deporte hay que verlo como lugar de encuentro, de socialización, de conocer amigos, personas y conocer voluntarios técnicos de otras entidades sociales y trasladar lo que hacemos a la sociedad, no con resultados, si no con el camino que se va recorriendo día a día; al final acabar siendo un ejemplo basado en valores de superación, esfuerzo, sacrificio, amistad, respeto y sobre todo demostrar todos esto, con hechos reales. Las personas con discapacidad muchas veces no son conscientes de lo que están aportando a la sociedad.

– Estas pasadas navidades tuve la suerte de poder presenciar en el auditórium Caja Duero la obra de teatro Greasse por el grupo de teatro AVIVA, y puedo asegurar que  coordinar toda la actuación en general no es fácil. ¿Pero como sois capaces de hacer todo lo que los chicos hicieron?

       Te lo voy a resumir, la obra de teatro anterior que fue la Bella y la Bestia fue un resultado de 4 a 5 años de ensayo, antes de la primera representación te parecerá mentira pero lleva un casting,  más una presentación de la obra donde los técnicos ofrecen los papeles a los chicos que van a actuar y ellos eligen a sus propios compañeros.  Existen guionistas, vestuario, maquillaje, decoración, logística, iluminación, es impresionante. Date cuenta que son 5 representaciones, son muchas horas de ensayo, mas las horas que los chicos ensayan en sus casas con las familias, pero lo más bonito es verles con ilusión y esa ilusión se la devuelven a la sociedad, lo que la sociedad les está otorgando, que es protagonismo y lo hacen y lo van hacer con el mayor de los entusiasmos.

 – En una entrevista que te hace un tal Alberto Pérez, “DE TU A TU” profesor de la Universidad de la Pontificia, y extraordinario profesional; aprovecho la ocasión para mandarle un fuerte abrazo, le cuentas una anécdota, por favor cuéntanos otra.

          Cada persona que trabaja con discapacidad tiene una bellísima historia que contar. Me viene a la mente una llamada que recibimos el año pasado, te quiero dejar claro que todas las historias son bonitas pero algunas veces no tienen un final feliz, pero luchamos por que si lo sea, en este caso nos llamo una madre angustiada por que su hijo no podía ir a la nieve con el resto de sus compañeros de colegio; iba ir su colegio pero a él no le habían dado la carta por no tener recursos, falta de capacidad para poder desenvolverse, el chico camina de forma diferente. Nosotros le dijimos que intentaríamos ver la posibilidad de que pudiera disfrutara de la nieve, el colegio reacciono a tiempo y le invitaron. Nosotros nos pusimos a trabajar en coordinación con el Ayuntamiento de Salamanca  y buscamos un monitor de esquí para que tuviera esa oportunidad, al final no pudo esquiar pero disfrutó de la nieve con un trineo, y tuvo una persona que le ayudo a vestirse a comer y vivir una experiencia tan necesaria para todos. Estas historias o intrahistorias son las que nos dan fuerzas para seguir. Al final el chico es feliz las familias son felices, esto no tiene una valoración económica.

– Entremos en la cruda realidad ¿cómo se subvenciona Aviva?

           Prácticamente la financiación es privada, con pequeñas cuotas de participantes que son simbólicas, luego donantes. Somos una Fundación de personas que realizan donaciones y otras que quieren contribuir bien de forma económica, en especies o forma de voluntariado. El Ayuntamiento de Salamanca, es una pieza clave no solo de Aviva si no de todas las entidades de carácter social, con Diputación también disponemos de pequeños acuerdos y convenios de colaboración que esperemos vayan aumentando porque hay situaciones patentes en la provincia;  poco más, de la Junta de Castilla y León no recibimos financiación alguna.

-¿Lo recortes económicos han sido duros?

        Nos afectaron en su momento, pero nosotros siempre hemos vivido con ese ajuste económico de entidad que apenas gasta. Sí que es cierto que tenemos algunos técnicos contratados, por este motivo el gasto que generamos a nuestra comunidad es mínimo, el mínimo para el mantenimiento de actividades, pero sí que es cierto que vamos necesitando de ciertos servicios que doten de mayor calidad sobre lo que se está haciendo, y trabajando en generar nuevos proyectos. Es importante seguir creyendo en que hay nuevas ilusiones.

– ¿Temes que pueda desaparecer alguna asociación por culpa de no poder afrontar el tema económico?

         Desaparecer entidades sociales es muy difícil, estamos muy consolidadas, pero si programas. Hay entidades amigas que pierden programas por tema de financiación económico, el tema de la crisis está patente y dependes de los recursos para mantener actividades y programas. La falta de financiación hace de tener por ejemplo 30 programas necesarios a reducirlos considerablemente, quedando gente en situación de vulnerabilidad, desprotegida o excluida, y ahí somos todos responsables, no solo los Gobiernos o Administraciones, los fondos salen de todos nosotros, necesitamos mayor implicación. Personalmente me gusta mucho los modelos Europeos, son muy solidarios la gente colabora con voluntariado, y son pequeñas donaciones pero muchas, donde insisto todo el mundo colabora; el 90% sale de esta forma de financiación más los impuestos, y a eso hay que incluir las acciones solidarias. En España estamos muy lejos en concienciación social con respecto a estos países.

– Te comento esto, porque desaparecen tantas cosas en nuestra ciudad y la sensación que tengo es que miramos hacia otro lado, y con la frase ¡y qué le vamos hacer! lo arreglamos todo.

        También entramos ahí; nuestra entidad y también nuestras entidades compañeras, somos agente de acción social, tenemos que intentar mandar mensajes positivos, pensar que todos formamos parte de una misma idea. Todavía hay gente que está lejana a esa idea de comunidad, participación, implicación, pero creo que los ejemplos de lo que se está haciendo ya es  lanzar mensajes positivos, es decir, es posible, por qué no, con esta forma de actuar vas a sentir mejor a las personas que tienes alrededor y te vas enriquecer de forma personal y socialmente.

– Son muchas las necesidades que tiene este País, pero vosotros, en general, sois uno de los platos fuertes por lo que tienen que luchar nuestros políticos; Que les dirías a estos para que os ayudaran.

         Yo a los políticos les digo siempre lo mismo, que no somos nosotros los que tenemos que llamar a su puertas, que son ellos los que tienen que llamar a las nuestras; ver las realidades sociales, interesarse como pueden mejorar nuestras entidades. En Salamanca tenemos la suerte de ser un pequeño pueblo por decir de alguna manera y tenemos la suerte de conocernos, de que haya gente en política que al final son personas con conocimientos, experiencia y actitud, reconociendo la labor que se está haciendo. Les digo que no dejen en ese empeño, hay que entender que la política también es cambiante y depende con el político con el que te muevas vamos a trabajar de una manera u otra. Por lo tanto somos ajenos a la política, nuestras entidades no conocen colores, ni van a votar a las urnas para que alguien lo haga de una manera u otra porque la obligación de ellos es hacerlo bien por el bienestar de todos.

– ¿Y a la sociedad salamantina?

          Que sea receptiva, que tenga capacidad de escucha, que no sea ego centrista, que no se centre solo su vida personal, que sean capaz de crecer que se fijen en su entorno que se fijen en a un lado y a otro, que sea capaz  y caminar con los ojos bien abiertos para que al final todos seamos uno.

– ¿La sociedad entendemos lo que es discapacidad?

         No, la discapacidad la entendemos los profesionales, las familias y la gente que se va acercando poco a poco, es muy difícil,  es un campo profesional, hay que adquirir conocimientos, experiencias. Nosotros podemos ser mediadores para tender una mano, para que la sociedad se acerque a conocernos, para que podamos explicar que a través de las acciones de los chicos bien en teatro, cultura, deporte, se vea el verdadero valor de lo que pensamos. Son acciones para transformar, para potenciar, para que se vea la capacidad de lo que se puede cambiar.

– ¿La sociedad entendemos lo que es ayuda y solidaridad, tampoco hay que cargar todos  las tintas sobre los políticos, es lo más fácil?

        Tenemos que tener esa misión de onda expansiva, capaz de llegar a más personas, es muy difícil lanzar mensajes que lleguen a todos, salvo que estés muy cerca y vivas la discapacidad dentro de tu entorno. Lo que nos es desconocido nos es ajeno y no nos implicamos  en aquello que no conocemos. Por eso siempre hay que estar mandando mensajes, pero que sean sencillos, simple, loables, pero en todo, no solo en discapacidad siempre que sea una causa humana y se pueda aportar. Los valores de las personas son desconocidos para muchos, tenemos que concienciarnos que todo lo que podamos dar a los demás es regalarnos a nosotros mismos, es crecer. Es interesante el reto que nos queda, agentes de transformación social, medios de comunicación, hay que concienciar a la gente.

– ¿Observo en redes sociales a diferentes integrantes de esta asociación a los que le hacen siguiente pregunta, ¿qué es Aviva?, y en líneas generales todos de una manera u otra, dicen la palabra “Amigos”, pero hay una expresión de una  educadora que dice “Aviva es Vida”. Opinas lo mismo ¿o es algo más?

         Si, si es vida. Todos tenemos que tener objetivos.  Creo que la vida está hecha de objetivos, nosotros procuramos movernos en el objetivo de felicidad pero no hay que ser efímero, hay que tener continuidad en el tiempo y eso hace que seamos  capaces de unirnos. El símbolo de Aviva son dos corazones unidos y esos corazones nos hablan de esa pasión  de ese color que nos une, tan pasional que realmente son latidos  y estos manan fuerza energía e ilusión.

– Para terminar, transmite un mensaje a la sociedad principalmente a la sociedad que no tiene ningún integrante en su familia con discapacidad.

        Una invitación, es lo más sencillo que se acerquen a conocernos pero el llamamiento no es solo para Aviva es para cualquier entidad, que se acerquen que se van a sorprender se van a sentir bien.

 

          Eugenio, HelmánticoNews te da las gracias por habernos atendido y darnos la oportunidad de explicarnos y hacernos entender que discapacidad es igual a solidaridad e integración. Te deseamos toda la suerte del mundo en tu vida privada y profesional al igual que a todos los integrantes de esta gran familia.

         Dos meses y medio me ha costado poderme sentar con Eugenio Sánchez. Entender lo positivo que es el deporte para las personas con discapacidad. Pero mi sorpresa es que me hace entender de una manera natural, que el deporte es necesario para todas las personas.

       Cuando presencie la obra de teatro en Diciembre “GREASE” representada por miembros de Aviva, aplaudí, sonreí, y soy sincero me tuve que hacer el fuerte para que no se me notara las lagrimas en mis ojos, pero tengo que reconocer que fueron lagrimas de satisfacción y alegría.

         A las familias, voluntariado, profesionales, etc. pero principalmente a los chicos de Aviva y todas las entidades relacionadas con la discapacidad “GRACIAS” por hacer un mundo más sencillo.                           

  J.H.

Comenta esta noticia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.